Microambientes

La lava al enfriarse creó formas caprichosas que dieron lugar a una multiplicidad de microambientes con diferentes condiciones de luminosidad, temperatura y humedad lo cual permite o restringe el establecimiento de las especies. Estos microambientes han sido clasificados según la fisonomía de la roca volcánica en:

Planos

Incidencia solar y evaporación altas, abundan las hierbas y algunos arbustos

Oquedades

Cavidades variables en forma, tamaño y profundidad, con poca o nula radiación solar y humedad relativamente alta.

Grietas

Fracturas de la roca que varían en amplitud y profundidad, comúnmente el interior recibe poca radiación solar y mantiene una alta humedad.

Paredes

Muros rocosos cuyos ángulos de inclinación oscilan entre los 70° y 90°. Abundan hierbas y musgos y líquenes.

Hondonadas

Sitios cóncavos más anchos que profundos. Hay mayor abundancia de árboles y arbustos en comparación con los otros microambientes.

Promontorios

Sitios elevados con roca expuesta, fragmentada o en planchas. La incidencia solar y la evaporación son muy altas.

Cuevas

Sitios con tamaño y profundidad variable.

 

Estos microambientes a su vez se reproducen a escalas más pequeñas, para un invertebrado una pequeña roca puede proveer enormes y diversas cuevas para habitar.