Conservación

La REPSA por las características en las que se encuentra se considera una reserva natural urbana (ReNU) ya que el ecosistema natural quedó embebido por el crecimiento urbano del campus central de la Universidad y de la Ciudad de México. 

Reducción del espacio natural

Las ReNU son un fiel reflejo del paisaje anterior a la transformación, por ello la REPSA significa una oportunidad única para reeducarnos y recrearnos en un ámbito diferente a la naturaleza artificializada que encontramos en los parques, camellones y áreas verdes de la ciudad. En Ciudad Universitaria la diversidad biológica que encontramos en un área natural va de 25 a 30 especies de plantas mientras que en las áreas verdes es de siete.

La REPSA está rodeada por vialidad, edificaciones, áreas verdes transformadas y casas privadas. Es visitada por un centenar de personas que día a día acceden a zonas como el Espacio Escultórico, el Paseo de las esculturas, la Senda Ecológica y el Jardín Botánico. Además interactúa con las actividades cotidianas de Ciudad Universitaria, las cuales implican atender a 270 mil personas.

Población total de Ciudad Universitaria

La conservación de un espacio natural enclavado en una de las urbes más grandes del mundo no es un proceso sencillo ya que requiere de la coordinación entre dependencias universitarias, la valoración y respeto del paisaje natural por toda la comunidad universitaria, la planeación, la comunicación y la colaboración. Hoy en día 34 dependencias universitarias, a través del programa de apopción ProREPSA, se han sumado a la conservación de nuestro patrimonio. 

La importancia de conservar este espacio, además de ser un refugio de 1500 especies nativas desplazadas por el desarrollo humano, ser un área de recarga del acuífero, amortiguar el ruido y la temperatura, captar el CO2 cotidianamente a través del proceso de fotosíntesis de todas sus plantas, compartir su belleza escénica, ser un espacio para la docencia y la investigación, radica en que es un espacio para practicar la congruencia y reiterar día a día, con nuestros actos cotidianos, nuestro compromiso y respeto hacia la naturaleza.

Además al ser la ciudad de México, una de las más pobladas del mundo, el proteger uno de sus pulmones naturales es de suma importancia. El mantener este espacio natural, de incalculable valor, es responsabilidad de todos. Haciendo  lo que nos toca cada uno de nosotros contribuimos día a día a resguardar la herencia biológica del centro del país.

Te invitamos a conocer el Código de ética de las acciones realizadas en el Pedregal y a involucrarte en su conservación de la Reserva informándote sobre su Problemática, las acciones de mitigación y de Vinculación.

 

La conservación del patrimonio natural de la sociedad es tarea de todos. 


Si observas algo que pueda perjudicar al ecosistema del Pedregal repórtalo a la Central de Atención de Emergencias (CAE, Protección Civil) Tel. 56 16 09 14

 

71.jpg